La Estructura Corporativa

CategoriesNoticiasNo hay comentarios en La Estructura Corporativa238 views

Las corporaciones son una poderosa fuerza en los negocios. Es importante entender qué son, y cómo son controladas y operadas.

¿Qué es una corporación?

Una corporación es una forma de organización que tiene una existencia independiente de sus dueños.  Pueden organizarse para múltiples propósitos y ser de muchos tipos. Por ejemplo, una corporación municipal es una ciudad, un pueblo o condado, operando bajo una figura corporativa administrada por el Estado. Mientras que una corporación pública es propiedad del gobierno y administrada por éste, aquí veremos la estructura corporativa relacionada a los negocios.

Estructura Corporativa

Se refiere a como un negocio está organizado para cumplir sus objetivos. Es importante, porque determina la titularidad, el control y la autoridad de esa corporación. Estas características en una corporación se representan por tres actores: Accionistas, Junta Directiva  y Directores. La titularidad (los dueños) son los accionistas. El control es ejecutado por la Junta Directiva  en nombre de los accionistas, mientras que la autoridad sobre las operaciones del día a día la llevan adelante los Directores. La Junta Directiva ordena en nombre de los accionistas, mientras que éstos dan las instrucciones al CEO para que baje a los directivos lo concerniente a la operatividad.

Accionistas

Éstos comparten la titularidad a través de acciones. La mayoría de las corporaciones empresarias se consolidan en base al objetivo de dar un beneficio económico a sus accionistas. Los accionistas tienen derecho a participar en los beneficios de la empresa, pero no son personalmente responsables por las deudas de la empresa. Este concepto se conoce como responsabilidad limitada, y es una de las principales ventajas de la corporación como forma de hacer negocios. Si usted decide invertir en un par de acciones de su compañía favorita, ¿esto le da el derecho como accionista a aparecer en la sede corporativa y empezar a tomar decisiones? Generalmente no. En lugar de esto, los accionistas eligen a un consejo de administración que supervisa la gestión de la corporación.

La Junta Directiva

Ésta es responsable de supervisar y dirigir el negocio de la corporación con el mejor interés para los accionistas. El punto clave aquí es la supervisión. No se espera que la Junta haga funcionar realmente el negocio. Más bien, su finalidad es la de supervisar las operaciones, aprobar los grandes planes y monitorear el desempeño financiero.

La Junta, en general, realiza las siguientes funciones:

  • Seleccionar, evaluar, fijar la compensación por, y cuando es necesario, sustituir al Director General de la compañía.
  • Supervisar las operaciones de negocios, para evaluar si la empresa se está manejando adecuadamente.
  • Revisar y aprobar los grandes planes corporativos, objetivos financieros, presupuestos anuales y estrategias.
  • Revisar la adecuación de la contabilidad financiera, auditoría y otros sistemas para cumplir con la ley aplicable.

 

La autoridad en estas responsabilidades se deriva típicamente de estatutos de cada estado que, delegado al consejo o junta, tiene la obligación de administrar los negocios de la corporación.

La Junta no tiene control total. Algunas decisiones importantes que afectan a la sociedad requieren la votación de los accionistas. Los estatutos especifican los temas que deben ser objeto de decisiones de los accionistas, incluyendo: enmiendas al certificado de incorporación o los estatutos, la elección de directores, la venta de todos o sustancialmente parte de los activos de la corporación, y la fusión o consolidación de la corporación.

La Junta Directiva (o Consejo de Administración), está compuesta generalmente de tres tipos de personas. El Presidente, que es, técnicamente, el líder de la corporación y responsable del funcionamiento de la junta con eficacia; por lo general, es elegido por la Junta Directiva. Los deberes del Presidente incluyen: mantener relaciones fuertes y una comunicación abierta con el Director General (o CEO) y otros ejecutivos; llevar adelante la formulación de la estrategia empresarial y la representación de la administración y la junta directiva de la empresa para el público en general y los accionistas.