La Mejor Receta Para su Empresa: Pida Consejo a sus Empleados

CategoriesNoticiasNo hay comentarios en La Mejor Receta Para su Empresa: Pida Consejo a sus Empleados116 views

¿Desea incrementar la productividad, satisfacción y resultados financieros en su organización? No necesita contratar a costosos consultores; la información que necesita la tiene al alcance de su mano. Sólo pregunte a sus empleados lo que creen que está funcionando, dónde se necesita mejorar y qué les están diciendo los clientes. Se sorprenderá de lo mucho que aprenderá.

Posiblemente, usted ha pasado muchas horas durante este año buscando maneras innovadoras de reducir costos, impulsar las ventas y manejar más eficientemente su empresa en general. Pero, probablemente, ha ignorado a su mayor fuente de inspiración e innovación: sus empleados.

Cuando se trata de resolver problemas, sus empleados serán más capaces de ver oportunidades de mejora que los ejecutivos de más alto nivel. Y, al preguntar qué opinan sus empleados acerca de la posibilidad de implementar procesos de mejora, ellos tendrán más sentido de pertenecía y se sentirán valorados.

Una de las cosas más valiosas que puede hacer como líder de su negocio es hacer que sus empleados estén involucrados en lo que está pasando en la compañía. Cuando usted los ayuda a ver a la organización como si también fuera de ellos, se sienten más cómodos aportando sus ideas para mejorar y se sentirán más comprometidos a la hora de llevar estas ideas a la acción. Creará sentido de pertenencia, incrementará la energía, entusiasmo y compromiso de sus empleados y tendrá mejores resultados.

Le recomendamos estas cinco preguntas para empezar este proceso:

  1. ¿Qué podría hacer que este lugar de trabajo mejore?

Los gerentes frecuentemente se rehúsan a hacer esta pregunta por miedo a las respuestas que puedan obtener. La mayor parte del tiempo, se sorprenden por las respuestas que reciben. Usualmente, son las cosas pequeñas las que más les importan a los empleados; su satisfacción puede incrementarse en gran medida gracias a cambios mínimos y de bajo costo. Puede ser algo simple como procurar tener el garrafón de agua lleno o mantener la oficina con una temperatura agradable y regulada, dependiendo de la estación. Las respuestas que obtendrá a esta pregunta, muy probablemente serán peticiones sencillas de realizar y sus empleados apreciarán la oportunidad de ser escuchados.

La medalla de cualquier compañía que se está manejando correctamente es la retención de los empleados. Si sus empleados están felices y satisfechos, estarán involucrados con la empresa, lo cual significa menos tiempo y dinero invertidos en el reclutamiento de nuevo personal. Los empleados felices son más productivos: Si sienten que sus necesidades e intereses están siendo atendidos, se sentirán más motivados a hacer lo que a la compañía más le interesa.

  1. ¿Cómo podemos mejorar el servicio al cliente?

Sólo porque algo ha funcionado muy bien en el pasado no significa que todavía es la mejor o la única manera de hacer las cosas. Pregúntele a su equipo de trabajo: ¿De qué se quejan los clientes la mayor parte de las veces?

Por ejemplo, en una organización, el equipo de trabajo recibió varias quejas de que los horarios de su empresa no eran convenientes. Si el dueño no le hubiera preguntado a su equipo lo que estaba oyendo de sus clientes, nunca hubiera sabido que los horarios de sus tiendas estaban acabando con la empresa. Con el simple hecho de abrir una hora antes la tienda, incrementaron tanto la satisfacción de los clientes como las ventas.

  1. ¿Hay algo que desearían eliminar?

Tenga cuidado con cualquier proceso que exista simplemente porque “así es como lo hemos hecho siempre”. Mientras la empresa crezca y evolucione, necesitará cambios. Los procesos que alguna vez tuvieron sentido, pueden hoy ser nada más que trabajo extra para sus empleados. Pregúnteles que, si pudieran quitar alguna cosa, ¿qué quitarían? Puede ser una política, papeleo, alguna junta regular por las mañanas o algo similar. También pregunte el porqué. De nuevo, porque muchos de ellos están haciendo estas tareas diariamente, les será mucho más fácil identificar cuándo un proceso está siendo inefectivo o innecesario. Escuchándolos ahorrará mucho tiempo y dinero a largo plazo.

  1. ¿Qué harían si tuvieran que poner dinero de su bolsa en cada gasto de la compañía?

Pida a sus empleados que piensen en el dinero que se gasta en cada departamento. Pídales que se imaginen que ese dinero está saliendo de sus propios bolsillos. Después, haga una lluvia de ideas sobre formas de reducir costos y eliminar gastos innecesarios. Si ellos estuvieran pagando los vasos desechables donde sirven el café, ¿serían más propensos a reutilizar su propio vaso cuando desean rellenarlo por segunda ocasión? Si usted le da a la gente de la organización un sentido de pertenencia sobre el dinero que se gasta, encontrará nuevas maneras de recortar los costos y ahorrará más.

  1. ¿Qué está funcionando bien, y qué podemos mejorar?

La mayoría de nosotros, frecuentemente, nos enfocamos en lo que no está funcionando, y olvidamos considerar las cosas que sí se están haciendo bien. Al examinar lo que funciona en la empresa, usted podrá encontrar maneras de mejorar aún más dichos sistemas y utilizarlos como modelo de éxito en otras áreas de la empresa.

Pregunte a sus empleados qué es lo que creen que está funcionando bien en la compañía. Pídales que hagan una lista de las cosas que facilitan su trabajo o lo hacen más exitoso y por qué. Asegúrese de preguntarles si hay formas en que se puedan mejorar aún más esas cosas. Enfocándose en lo positivo, encontrará aún más estrategias exitosas.

Ejemplo real de los “Héroes de la Vida Cotidiana”.

Un empleado del departamento de Recursos Humanos en una organización sugirió que la compañía comenzara a subcontratar un servicio de Outsourcing para la revisión de antecedentes de las nuevas contrataciones, en lugar de tener un departamento de Recursos Humanos que lo realice internamente. El resultado: para cada miembro del equipo de Recursos Humanos fue el de reducir las horas asignadas a esta tarea haciendo al departamento aún más eficiente. El costo de subcontratar los servicios de Outsourcing es menor que el costo que implicaba mantener al equipo de Recursos Humanos haciéndolo internamente y la revisión era recibida más rápido mediante la agencia subcontratada. Esto mejoró la eficiencia y satisfacción en el equipo de dicho departamento.

Así que si usted desea incrementar la productividad, satisfacción y los resultados financieros, pida consejo a sus empleados.