Recuperar la Motivación Laboral

CategoriesNoticiasNo hay comentarios en Recuperar la Motivación Laboral170 views

La desmotivación laboral puede hacer que te sientas incómodo y con poca energía. Lo mejor para combatirla es descansar correctamente los fines de semana.

Haz una lista con las cosas positivas de tu actual empleo.

 

Si eres de los que esperan con ansias el día viernes y no soportas estar en tu oficina, lee los siguientes consejos para recuperar la motivación laboral. ¡Te serán muy útiles!

 

  • Trata de recuperar la emoción y piensa en el momento en que te aceptaron en tu empleo. Analiza todo aquello que te emocionó y las razones por las que aceptaste el puesto.

 

  • Aprende algo nuevo. El aburrimiento es una de las principales causas de falta de motivación laboral. Inscríbete en un curso y pon en práctica esos nuevos conocimientos en tu actual empleo.

 

  • La monotonía puede hacer que te sientas desmotivado y con pocas ganas de trabajar. Trata de no realizar tus labores de manera sistemática, busca nuevas formas de hacerlas.

 

  • Cuando sea fin de semana, desconéctate al 100% del trabajo. Dedica tus descansos a la diversión y la relajación.

 

  • Haz una lista con todas las cosas buenas que has aprendido en tu actual empleo. Esto te ayudará a tener una mejor perspectiva de la situación y te hará sentir más feliz con tu labor.

 

Te recomendamos que dejes atrás los pensamientos negativos y trates de prestar atención a las cosas buenas de tu trabajo. Si realmente ya no te sientes a gusto, lo mejor es que busques un nuevo empleo.

 

 

Dinámicas de motivación laboral.-

 

La motivación es fundamental para encarar la vida y el ámbito laboral. Por ello, lograr que el grupo de trabajo al cual perteneces esté motivado, es posible. A través de ciertas dinámicas especiales, puedes alcanzar el máximo potencial individual y grupal

 

Muchas veces, el trabajo se convierte en una rutina difícil de vencer. Por ello, es fundamental la motivación laboral para que la empresa crezca. Si cada empleado se siente motivado, dará el máximo de sus posibilidades y esto se verá reflejado en los resultados del grupo. Esto pueden parecer sólo palabras, pero la buena nueva es que ¡SE PUEDE! Para lograrlo, es necesario poner en marcha una serie de dinámicas de motivación laboral.

 

 

¿Cómo motivar a un grupo de trabajo?

 

  • Como primer paso, es necesario crear una imagen interna de la empresa. Para ello, hazle saber a tus empleados cómo se originó la empresa y cuál es tu visión acerca de lo que deseas lograr. Lo importante es que cada una de las personas que trabaje, sienta que es parte la empresa.

 

  • Debes conocer a cada empleado. Un empleado no es sólo un trabajo terminado y entregado, es una persona con necesidades, con una personalidad específica y una vida determinada que es necesaria conocer para poder sacar el mayor potencial.

 

  • Un ambiente de trabajo relajado y confortable es fundamental. Al contrario de lo que se creía años atrás, hoy en día se sabe que cuanto más contentos y felices se sientan los empleados, mejores serán los resultados individuales y grupales. Es importante que el trato sea igual para todos, no debe haber favoritos. Si esto sucediese, comenzaría la rivalidad y la competencia.

 

  • Entrena al personal. Para que un empleado mejore, necesita entrenarse, estudiar y capacitarse; para ello, debes darle todas las herramientas y posibilidades para que lo realice. Esto lo haré crecer en conocimientos, que serán positivos para la empresa.
  • Posibilita que tus empleados crezcan. No hay nada peor que no ver el horizonte y sentirse estancado. Esto lo puedes lograr premiando los logros alcanzados e implementando incentivos no remunerativos como premios y reconocimientos personalizados.

 

  • No prejuzgues si un objetivo no se logra. Pensar que el empleado siempre dará excusas es muy desmotivante y frustante, y provoca insatisfacción laboral y personal. Pregunta, averigua qué pudo haber sucedido y escucha. Siempre hay una explicación para todo.

 

La motivación laboral necesita de una dinámica especial, ya que el trabajo es realizado por personas que no son estáticas, sino dinámicas. Por ello, primero logra la motivación personal de cada empleado, que se verá reflejado en la motivación laboral y empresarial.